Los 8 errores más comunes de las mujeres enamoradas. Por eso siempre te dejan

Amor familia novio amigos tiempo


¿Hacer todo por amor? Todas las chicas hemos estado perdidamente enamoradas de un hombre. Queremos hacer todo lo que esté en nuestras manos por hacerlo feliz y es algo completamente normal, pero te has preguntado sí realmente todo eso que haces, va lograr los resultados que quieres. ¡Cuidado!  Puede que estés exagerando y lo único que vas a conseguir es que ese hombre salga corriendo sin ganas de volver a verte.

Checa cada una de las siguientes señales que indican que lo estás haciendo mal:

1. Dejas a tu familia de lado 

Siempre hay alguien en la familia que no quiere a tu novio. Que si por su forma de ser, vestir, hablar, qué si por sus amistades, y pueden tener mil argumentos para no dejarlo pasar ni a la sala. El punto es que no tienes que estar del chongo con tu familia todo el tiempo. Sí, ya sabemos que estás enamorada, pero no está de más que pienses un poquito en la razón porque no lo quieren cerca de ti y ten presente que un chico tal vez no es para toda la vida, pero tu familia sí. 

2. Antes de que diga rana, ya estás saltando 

Casi todas las mujeres hemos cometido el error de permitir que nuestro mundo gire al rededor de ese chico que tanto nos gusta, pero AGUAS,  pues lo que único que estamos logrando es que él pierda todo el interés por nosotras.  Él ya sabe que a la hora y día  decida, puede llamarte y si no estás lista,  vas a mover cielo, mar y tierra para lograrlo. BASTA, te recuerdo que tienes una vida. No puedes estar esperando a que tu novio te diga qué hacer y no hacer sólo porque  te trae de cabeza. Toma tus propias decisiones. 



3. No eres su maniquí 

Tanto que batallaste desde niña para que tu mamá te dejara ponerte siempre en todas las fiestas aquel vestido azul que tanto te gustaba, cómo para que ahora seas el maniquí de tu novio y él decida tu forma de vestir. ¡No te dejes! No se trata de estar peleando todo el tiempo, es bonito darle gusto de vez en cuando, pero de eso a que se vuelva tu guía de closet ¡Que horror! 

4. Ojos que no ven, corazón que no siente

¿Y qué pasa cuando sí ves pero te haces cómo que no? Suena trillado pero las chicas nacimos con el don del sexto sentido. Nos pueden llamar paranoicas, que inventamos historias y decir una y mil cosas de nosotras pero le duela a quien le duela, siempre le atinamos a la mayoría de los cosas. No porque ames como jamás imaginaste, significa que debes aceptar compartir a tu novio. ¡Quiérete! En serio, hay cientos de hombres y uno tiene que ser sólo para ti.

5. ¡Déjalo respirar!

Quieres saber qué, con quién, por qué está haciendo esto y aquello. ¡Por Dios! ¿Trabajas para la DEA? En serio, crees que comportándote de esa forma tu novio te va extrañar, pues déjame sacarte de tu error, pues déjame decirte que si sigues igual, lo único que conseguirás es que termine dejándote para nunca más volver y no queremos eso ¿verdad?

6. Si no te llena, dile 

Una cosa es el amor y otra  muy diferente como te trate en la cama. Claro es mejor hacerlo con amor, pero que no te deje con ganas.  Si no te está gustando habla, tú también tienes derecho a disfrutar.



7. Te manejas en modo fodonga 

Ya estamos con él, es nuestro chico y ahora ¿Qué sigue? Nos tiramos a la flojera, ya no nos arreglamos y todo nos vale un comino.  Ahora no salimos de los mismos jeans, blusa desgastada, uniceja, etc. etc. etc.   Recuerda, nada es seguro ¡échale más ganas!  Y arréglate.

8. No te pierdas 

Es claro que tú y tu chico tienen gustos parecidos y  está bien que te interesen sus cosas, pero no se trata de convertirte en su copia. Créeme, él se enamoró de ti por lo que eres y se da cuenta de lo que haces por él, pero no dejes de ser tú sólo por quedar bien.

No es que vayas a tratarlos con la punta del zapato, sólo que no te olvides de ti, de tus amigos y tu familia.  Recuerda que existe una alta probabilidad de que te falten muchos novios por conocer, así que ¡no te desvivas por un chico! Tú vales mucho.


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda