Todos el mundo celebra. 60 años de cárcel a estos hijos de put…


Hoy te contaremos una historia digna de aparecer en las películas de horror que vemos en el cine. Desgraciadamente, se trata de un hecho real que nos demuestra lo injusta que puede ser la vida, cuando te toca nacer en el centro de una familia disfuncional. 

Esta es la historia de Justin y Brittany Alston, dos jóvenes americanos que a sus 21 años cometieron el pecado más grande: dejar morir a su hijo. 

Así sucedieron las cosas:



En el año 2012, la última semana del mes de marzo, la pareja organizó una fiesta. Querían invitar a todos sus amigos y que juntos se pusieran muy borrachos. 

Ya entrada la noche, un invitado acudió al baño y escuchó el llanto del pequeño. Inmediatamente fue a ver lo que estaba sucediendo. Encontró a un bebé sobre su cuna, rodeado de sus propios orines y vómito. La escena era muy preocupante, la desnutrición del bebé era evidente, la cuna estaba llena de desechos y era claro que ese bebé no se había bañado en días.

Sin pensarlo, el invitado llamó a la policía, pues era evidente que los padres de ese pequeño lo habían abandonado intencionalmente. 

Al llegar al hospital, los médicos aseguraron que ese bebé hubiera muerto, de no ser por el valiente joven que contactó a las autoridades. 

Durante la investigación, los padres del pequeño confesaron que no querían a su hijo, por lo que alimentarlo no era una prioridad. Desde el momento de su nacimiento, lo habían descuidado sin consideración. 

A juzgar por el grado de desnutrición de la criatura, los médicos calcularon que ese bebé comía aproximadamente una vez cada 2 o 3 días. 

Afortunadamente, el juez encargado de juzgar a esos horribles agresores, los “peores padres del mundo”, los sentenció a pasar 60 años en prisión, culpables por el delito de “intento de homicidio”.



Hoy en día, el pequeño tiene casi 6 años, fue adoptado por una amorosa familia cristiana y está a punto de entrar a la primaria. 

No cabe duda que la vida puede ser muy injusta para esos desamparados que nacieron sin el apoyo de sus padres. Si tienes hijos o hermanos pequeños ¡Cuídalos! Que los niños necesitan de todo nuestro amor. 


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda