8 pasos para tener un vientre plano sin dieta ni ejercicio en 7 días


Tener un cuerpo escultural nunca fue tan sencillo. Estos trucos que te vamos a dar, son los que usan las celebridades y las famosas para conservar sus cuerpos. Como no tienen mucho tiempo disponible para ir al gimnasio, su entrenador las pone a hacer estas sencillas cosas y el resultado es muy bueno. Ya lo has visto…  

Estos son 8 sencillos pasos para tener un vientre plano sin morirse de hambre ni matarse por horas en el gimnasio. 

1.- Mejora tu postura 

Aunque no lo creas, la posición en la que acostumbras a tu cuerpo a estar tiene mucho que ver. Si te paras totalmente derecha, tu cuerpo tiene más músculos funcionando y trabajando, así que es como si estuvieras haciendo ejercicio. Mejorarás en días si te paras y te mantienes sentada totalmente derecha. 

2.- Toma mucha agua 

Si puedes mide la cantidad de agua que tomas al día, y fíjate que esté cerca de los dos litros. Puedes tomar una botella de agua de esta cantidad y llenarla a diario. Así sabrás cuánta agua consumes al día. El agua te ayuda a deshacer toda la grasa y te limpia el organismo.

3.- Ve al baño 

Mucha gente prefiere aguantarse las ganas e ir después; tú no hagas eso, tú ve en cuanto tengas ganas. De lo contrario puede que se te esté acumulando una gran cantidad de desperdicio en tu cuerpo. 

4.- Mastica bien la comida 

Dicen que el número perfecto de masticadas para pasar un bocado, es de 20. Así, la comida llega perfectamente triturada al estómago y es digerida con mayor facilidad. Adelgazas mucho con este sencillo truco. 

5.- Los probióticos 

Estos son una especie de animalitos que viven en el intestino y que trabajan absorbiendo los nutrientes de la comida y digiriéndola. Los puedes encontrar adicionados en productos lácteos. Son un buen aliado para tener un abdomen plano. 

6.- 30 minutos diarios de caminar 

No tienes que ir a un gimnasio o a un parque, puedes salir a caminar por las calles de tu casa. Solo asegúrate que sea por un periodo cercano a los 30 minutos, y de que lo hagas con tranquilidad. Aquí se trata de mantener activo el metabolismo, no de sudar como en el gimnasio. 

7.- Consume mucha fibra 

La fibra es buena para limpiarte todo lo que tengas de sobra en el sistema digestivo. La fibra se lo lleva todo y te deja como quieres. Puedes comprarla sintética, la venden en cualquier tienda,  y añadirla a un vaso de agua o licuado en la mañana. También la encuentras en frutas como la papaya o la manzana. 

8.- Respira bien 

Tienes que aprender a respirar bien; por ejemplo: trata de meter el abdomen cuando aspires, y sacarlo cuando exhales. Si haces este método de respiración durante la mayor parte de tiempo del día, estarás con un abdomen perfecto al final de la semana. 


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda