7 cosas vergonzosas que siempre te pasan en la casa de tu novio


Esta es la prueba de fuego: conocer a los papás de tu novio. Para esto, seguro te invitarán a su casa, así que conocerás a toda su familia, sus mascotas y hasta la abuelita ¡Qué nervios!

Lo más probable es que te prepares toda la semana para ese acontecimiento, practiques el saludo con el que te presentarás, ensayes tu sonrisa y hasta te compres un hermoso vestido nuevo. Nada puede salir mal.

Desgraciadamente, siempre suceden cosas incontrolables, eventos bochornosos que pueden arruinar ese momento tan especial ¿Te interesa conocerlos? Aquí los tenemos, estas son las 7 cosas más vergonzosas que te pueden suceder en la casa de tu novio:

1.- Que se acabe el papel de baño



Sin duda, esta es una de las situaciones más molestas y vergonzosas que te pueden suceder.

Si entras al baño y te das cuenta que no hay papel, lo que puedes hacer es pedirle a tu chico, por Whatsapp o por “Facebook”, que vaya a tu rescate, pero si dejaste el celular en la mesa ¿Qué puedes hacer? Lo sentimos, tendrás que utilizar tus calcetines…



2.- Que la familia los encuentre en el peor momento



Te quedaste con tu chico en casa, sus padres salieron a comprar algo de comer, tienen algunos minutos para descargar energía y liberar el estrés, deciden echarse un “rapidin”. Desgraciadamente, en la emoción del momento, el tiempo pasó volando y cuando menos lo esperan, en el punto más sabroso ¡pum! Llegó toda la familia y los sorprendió en el mero “acto”. Tus suegros no volverán a verte de la misma manera. Sin duda, esta es una de las cosas más vergonzosas que te pueden suceder, toma tus precauciones.

3.- Tapar el baño



Hablando de cosas vergonzosas, tapar el baño es un accidente muy común. Ya sea porque el inodoro tiene tuberías muy pequeñas, o porque desayunaste “garnachas”, si tu “popis” tapó el excusado, tendrás que destaparlo lo más rápido posible. Para esto, necesitarás un destapa caños, pídele a Dios que haya uno en el baño, sino tendrás que solicitar una cubeta de agua y que ¡Todo México se entere!

4.- Quebrar un vaso



No tiene que ser un vaso, también puede ser un plato, un florero, o en el peor de los casos, el jarrón de la abuelita que es una “reliquia” familiar.

En esta situación, no hay nadie que pueda salvarte de ese momento incomodo.

5.- Que llegue “Andrés” durante la cena



No contabas con eso, olvidaste por completo que estabas muy cerca de tu periodo, decidiste ponerte ese vestido blanco y ¡Toma chango tu banana! Llegó “Andrés” con su incómodo fluido rojo.

En ese caso, si no trajiste toallas,  tendrás que ir corriendo al baño y utilizar un poco de papel de higiénico, pero tu mejor opción es pedirle a tu suegra una toalla. Ella entenderá tu situación y eso creará un lazo de confianza entre ustedes.



6.- Comer algún platillo que no te guste y que te caiga muy mal



Digamos que tu “suegrita” es una fanática del chile y la inocente señora piensa que todos tienen la misma tolerancia en el paladar. Tú, por no quedar mal, decidiste comer esas enchiladas que parecen preparadas por Satanás, desgraciadamente, tu estómago te traiciona y te hace ir corriendo al baño.

Si eso te pasa ¡No te sientas mal! No estás acostumbrada a ciertos alimentos. Seguro ellos lo entenderán.

7.- Que alguien de la familia te odie, incluyendo a la mascota



Es muy común q ue la familia se ponga celosa de la novia de su hijo, sobre todo si él es el favorito de la familia. Si ese es tu caso, muy probablemente te van a hacer más de una cara molesta. La hermana te voltea la mirada, el molesto hermanito no dejará de decirte cosas muy extrañas e incómodas, y por si fuera poco, el Chihuahua más agresivo del mundo, la mascota, no deja de ladrarte con odio ¿Qué hacer en estos casos? Acurrúcate en tu galán y diviértanse del espectáculo, ya le tocará ir a tu casa y la venganza es muy dulce.


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda