8 diferencias entre los hombres que la tienen chiquita y los que la tienen grande


Después de que termines de leer este artículo, vas a poder darte cuenta de cuál de tus amigos es el que tiene una especie de verruga ahí abajo que ni con lupa se la puede ver, y quién es el que de plano está bien dotado. Ya nadie te va a poder engañar ni te vas a dejar ir con las habladurías de alguien. Así que si te topas con alguien que es el más presumido y que siempre anda diciendo que él todas las puede, ya sabrás por qué es así… 

Estas son las 8 diferencias más claras entre un hombre que dice que lo tiene bien grande y uno que no lo dice pero sí lo tiene. 

1.- Los chiquitos presumen que son unos gigantes 

Es algo bien básico, todos los que tienen un granito ahí mero, dicen que Dios les dio un arma de destrucción masiva con la que pueden hacer pedazos a todas las mujeres del mundo. La verdad es totalmente al revés. Los que están bien dotados no presumen nada, solo están y ya. Dejan que su reputación hable por ellos. 

2.- Los pequeñitos son muy inseguros 

Dime de qué presumes y te diré de qué careces… Así de sencillo, los que lo tienen de tamaño mírame y no me toques, tienen una autoestima muy baja, y por eso tienen que disfrazarla diciendo que tienen un bate de acero. Pero eso lo dicen por su inseguridad y para ganar un poco de respeto. Así es como elevan su autoestima. Los otros casi nunca hablan de ese tema porque son muy seguros de sí mismos y saben qué es lo que tienen. 

3.- Los de tamaño enanito siempre tienen cosas muy grandes 

Otra de las diferencias que puedes notar fácilmente, es el coche que traen y todo lo que compran. Por lo regular los que tienen un meñique traen la camioneta más grande, los deportivos último modelo, usan ropa que se ve cara… Esa es la forma en la que compensan su pequeño tamaño, con posesiones grandes o caras. Sí es algo que causa lástima la verdad, su hombría se basa en cosas materiales… 

4.- Los de perrito chihuahua 

Son exactamente así, se la pasan ladrando, tratando de intimidar, siendo muy groseros, tratando mal a las personas, mostrando su poder con agresividad, pero a la hora de la hora son los primeros que salen corriendo y luego no hayan ni en donde meter la cabeza de vergüenza. 

5.- Los tamaño lombriz se visten para llamar la atención 

Esas personas siempre están tratando de suplir su pequeño tamaño con cosas, también usan muchos colores, están siempre a la moda o se preocupan mucho por las apariencias, como es lo único que les queda, cuidan mucho este aspecto de ellos. Las cadenas grandes de oro, los relojes más grandes que hay, todo esto indica que no traen con qué. 

6.- El que da pena se la pasa contando historias del santo contra las momias que nadie le cree 

Ellos son increíblemente buenos para soltar la lengua y convencer a todo el mundo de que son lo máximo. Se avientan unas historias increíbles que los que ya los conocen ni les creen, pero ellos siguen diciendo que ya se metieron hasta con la mamá de Tarzán. Dan tanta risa porque todos saben la verdad pero ellos viven en un mundo que se inventaron, uno en el que la tienen de buen tamaño, lástima que no es la realidad. 

7.- Los que cuentan el mejor chiste cuando se bajan los pantalones  son muy agresivos 

Ellos se la pasan tratando de demostrar su poder y hombría a través de los gritos y de hacer menos a las demás personas. Ofenden y son muy corajudos y enojones. Pero realmente solo están enojados porque no tienen nada más que vergüenza ahí abajo y por eso se comportan como lo hacen. Los otros siempre están de buenas y contentos con la vida. 

8.- Los de recién nacido están bien informados acerca de cómo darle felicidad a una mujer

Ellos son mañosos, siempre están leyendo qué trucos hacer y cómo hacerle para que una mujer termine contenta después de un encuentro. Como saben que no la arman con solo usar su asunto, pues tienen que recurrir a otros medios. Los otros, los grandes, solo les basta con enseñar el tamaño para que su chica quede a gusto… 


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda