7 beneficios de un rapidín. Tendrás el trasero que siempre quisiste


El rapidín tiene muchos beneficios que hasta trabajo te va a costar creerlos. Todo es tan rápido y tan intenso, que tu cuerpo la pasa maravilloso y se pone como si tuvieras toda una vida haciendo ejercicio… La adrenalina que sientes por hacer algo prohibido y por ser sorprendido, hace que tu cuerpo experimente cosas que jamás conocería… 

Estos son los 7 beneficios de aventarse uno rápido antes de ir a trabajar, o de ir en el elevador y aventarse, o nomás por gusto… 

1. Es muy práctico

En los “rapidines” no te tienes que preocupar por nada. Aquí todo se hace a como salga y a como se dé. Nada que déjame ir primero al baño ni que espérame poquito para maquillarme un poco porque me veo mal. En donde los agarre la necesidad, ahí mero es el lugar perfecto para darle un poco. Solo voltea para todos lados y fíjate que nadie te esté observando. 

2. Regresa la llama del amor

Con este tipo de experiencias entre tú y tu pareja, la relación que tienen se va a hacer más sólida y van a ser mucho más felices. Este tipo de cosas son las que hacen que se amen más que nadie en el mundo. Hazlo una sola vez, y date cuenta de que el rapidín es lo máximo. No podrás dejarlo de hacer. 



3. Todo es mejor cuando está prohibido 

A todos nos encanta andar jugándole al delincuente y andar haciendo cosas que sabemos que no se deben… Pues el rapidín en  público no está permitido, pero si nadie te ve pues nadie se entera y no pasa nada. Saber que estás haciendo algo malo, va a ponerle tanta intensidad a la relación, que el poco momento que duré será el mejor de tu vida… Vas a querer repetir una y otra vez. 

4. Olvídate del estrés

El estrés es algo que va acabando con nuestra vida todos los días… Necesitamos deshacernos de el y no hay mejor forma que con un rapidín. Uno que te avientes al día antes de iniciar tus labores o en medio de ellas, vas a ver que va a tener un efecto positivo en ti. Siempre vas a andar de buenas, sin estrés, sonriendo y luciendo espectacular. 

5. Es el doble de diversión

Hacerlo normal, en la cama y por un buen rato, es bastante divertido, pero aquí no se trata de la cantidad de tiempo sino de la calidad con que lo hagas. Sentir el temor de ser descubierto y de terminar en la delegación por faltas a la moral, hace que tu cerebro sienta el doble de cosas y las siente más intensamente. 



6. El deseo se hace doble

Después de la primera vez que lo hagas, vas a notar que algo hay diferente que cuando lo haces normal. Sabrás que todo se multiplica aunque el tiempo no sea ni una décima de lo que acostumbras. El deseo, la sensación y la felicidad se eleva por el simple hecho de que estás haciendo algo que sabes que no debes… Los “rapidines” en público son lo mejor que le ha pasado al mundo. 

7. La adrenalina es la droga más fuerte

Todo aquí tiene que ver con la adrenalina. Esta hormona hace que tus músculos crezcan, se tensen, la sangre circule más rápido de lo normal, tu corazón eleve su presión… Todo crece cuando tienes adrenalina en tu cuerpo. Tus partes traseras también crecen, así que este es otro de los beneficios del rapidín.  Lo único malo es que es altamente adictiva, y una vez que experimentes con ella, no vas a poder dejarla y vas a querer más y más.


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda