Mira por qué nunca debes hacerlo con alguien que NO tiene circuncisión. Podrías morir


Si aún no sabes lo que es la çîrçvçîsîøn, hoy te vamosa a sacar de dudas. Puede ser que te estés preguntando ¿Qué demonios tengo que ver yo, si soy una mujer? Pues déjanos decirte cariño, que eres la más afectada. Mejor ponte cómoda y lee con atención, qué esto le interesa a tu salud. 


La çîrcvçîsîøn es una operación que se realiza en el p®epücîø del hombre, este es el pequeño pedazo de cuero que mantiene unida la piel al P3N3. Los doctores cortan ese pedazo, exponiendo al “amiguito” del paciente, según con el pretexto de que “de esta forma, será más sencilla la higiene”. La realidad es que resulta contraproducente, pues un p3n3 con estas caracteristicas puede ser hasta peligroso para la mujer. A continuación te daremos las razones:

1.- Infecciones peligrosas

Cuando despiertas tu intimidad, no solo debes cuidar NO quedar embarazada, sino que también la higiene se vuelve un tema súper importante, pues al no tomarla en cuenta, podrías enfermarte seriamente. Cuando un hombre se ha practicado la çî®cvçîsîøn, es muy probable que no pueda limpiar bien la parte debajo de la piel, por lo que alberga muchas bacterias que, si bien no son dañinas para él, a ti te podrían causar daños severos. 

2.- Puede haber dolor

Esa piel funciona para lubricar entre otras cosas, es por eso que un hombre con çî®cvçîsîøn batallará mucho para humectar correctamente esa zona. Esto puede ser doloroso para el hombre y extremadamente incómodo para la mujer. 


3.- Se pierde el pl@çe® 

Esta es la peor de todas las noticias. Estudios han revelado que los hombres que se han practicado la çî®cvçîsîøn, pierden un gran porcentaje de las terminaciones nerviosas que hay en su p3n3, y por consecuencia, el pl@çe® que sienten es mucho menor en comparación con un p3n3 sin çî®cvçîsîøn. 

Es importante que sepas, la verdadera razón por la que se practica esta intervención quirúrgica, es religiosa. Hasta pronto. 


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda