8 cosas escalofriantes que te pasarán en tu primera vez. Odiarás a tu novio


La primera vez con tu chico puede resultar de dos maneras, o sobrevives sin traumas por la eternidad,  o te quedas con un mal sabor de boca que sólo podrás curar con el tiempo. Sea cual sea tu caso, ambos son de lo más normales y posibles, pero eso sí, lamentablemente el segundo es el más común…

Así es, hay más posibilidades de que te pasen algunas cositas “medio raras”, pero de eso no tienes qué preocuparte porque aquí te dejo las 8 más comunes, para que si te llegan a pasar no te sientas tan mal ¿va?

1.- Dudas de todos los ANTIC0NC3PT1V0S.

No importa que te hayas protegido con blindajes, sentirás que ni los C0ИD0ИЭ§ ni las mil pastillas podrán ayudarte con tu caso, aparte de que también te puede dar un poquito de miedo usarlos, pero no hay de qué estresarse, sólo tienes que tener algunos “gorritos” de repuesto y estar bien informada. Usa el internet.

2.- El P3N3 se sale antes de tiempo.

Es normal que si tu chico tampoco ha perdido la inocencia aún entonces tenga problemas en el momento, puede que su “amiguito” se desubique y que se salga antes de tiempo para después batallar en su camino de regreso. No se desesperen, todo a su paso.


3.- No estás segura si lo estás haciendo bien.

No hay un manual que te diga exactamente que estás yendo por buen rumbo, al contrario, todo se siente muy raro y fuera de lugar, al final la verdad lo único que importa es que está SUCEDIENDO y que trates de sobrellevarlo con valentía.

4.- No sabes si ya llegaste al “punto máximo.”

Menos cuando eres chica, no sabes exactamente cómo se debe de sentir y crees que esas minis cosquillas son “lo mero mero”, cuando no, después te darás cuenta que lo que experimentaste por primera vez no tenía nada que ver con la realidad del asunto, pero bueno, tienes que pasar por tal incomodidad.

5.- Sientes raro cuando “lo haces.”

La verdad muchas veces no sabes si lo que sucede allí abajo es bueno o malo, solamente estás segura de que algo estás sintiendo, sin embargo no logras clasificar si es bueno o no; pero no dejes que esto te saque de quicio, conforme lo sigas haciendo todo quedará mejor definido.

6.- Terminas con dolorcito.

Claro, algunos músculos de tu cuerpo comenzaron a trabajar cuando llevaban años dormidos, el dolor tiene que aparecer, a lo mejor al día siguiente sientas como si hubieras  hecho la sesión de rutinas de ejercicio de tu vida en el gimnasio, pero NO PASA NADA, es normal. Los chicos también pueden quedar un poco adoloridos después de tal experiencia.



7.- Sientes que estás embarazada.

Tomaste todas las precauciones necesarias pero tu periodo ya se retrasó un día y sientes que viene lo peor, comienzas a imaginarte con muchos niños a tu cargo y la pesadilla se hace más grande. Esta paranoia es entendible pero recuerda que un retraso de 1 a 3 días es lo que muchas veces puede pasar.

8.- Tardas en volverlo a hacer.

Como tu primera vez estuvo llena de nervios, miedo y dolor, tu cuerpo no va a querer experimentarlo de nuevo, PERO tienes que hacerlo, la segunda vez sólo se pone mejor y al rato ya no te dará nada de “cañangas-ñangas” la acción.


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda