Dime cuántas veces te M4ŠTÛRB4Š y te diré que tan inteligente eres


Todas las cosas que te dicen los mayores, incluidos tus padres o los hermanos mayores y el resto de familia, respecto a jalarle el pescuezo al ganso, son un completo mito y una vil mentira. Puedes acariciarle el lomo a la jirafa, todas las veces al día que te dé la gana y no va a pasar nada malo. Solo que vas a tener un brazo más grande que el otro. 


Esta son razones y estudios que han hecho, en relación a darse amor propio todo el día y toda la noche… 



La doctora en psicología y maestra en educación pública, Debby Herbenick  hizo una investigación acerca de todo lo relativo al asunto de encerrase en el baño y llenarse de amor. 

La doctora y blogger encontró, que cada vez que realizamos esta hermosa práctica, nuestro cerebro se llena de hormonas y sustancias que lo ponen en un estado de sensibilidad máxima y de alta atención. 

La dopamina, la fenilalanina entre otras sustancias, ayudan a que el cerebro se concentre en lo que está haciendo… y claro, estas son liberadas al momento de hacernos feliz. 

Esto fue producto de un estudio que realizo con más de 10 000 personas, de edades tan disparejas como de los 14 a los 70 años de edad (sí, a esa edad también se puede llenarse las manos con un poco de amor) y los resultados, además de las sustancias liberadas, fueron muy claros. 

A todas las personas se les puso a resolver todo tiempo de problemas, desde lógico-matemáticos, espaciales, hasta sentimentales, en el mismo día en que practicaron aquello. 

Este fue el resultado: 

- Las personas, hombres o mujeres por igual, que lo hacen de 5 a 7 veces por semana, son personas con alto nivel de inteligencia. Su cerebro funciona a la perfección y siempre se encuentra en un estado de alerta y capaz de resolver lo que sea. 



- Los que lo hacen más de 3 veces pero menos de 5, tienen una inteligencia media, capaz de resolver sus propios problemas, pero no podrán ayudar a alguien a resolver los suyos o dar consejos sobre cómo resolver. 

- Esto fue lo más cruel del resultado: las personas que lo hacen menos de 2 veces a la semana, no fueron capaces de resolver problemas medianamente complicados y mucho menos ajenos o hipotéticos. 

Estos fueron los resultados de un estudio científico y serio, hecho por investigadores con doctorados y carrera en la ciencia. Así que la próxima vez que te amanecen con que si lo hacen te van a salir granos, pelos en la mano o te vas a quedar medio frito del cerebro, es pura mentira. La verdad es que entre más lo haces, eres  más inteligente. 

Si te gustó el artículo, SUSCRÍBETE a la página para recibir más notas como esta, déjanos tus COMENTARIOS estaremos agradecidos de recibirlos COMPARTE con todos tus AMIGOS


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda